15 enero 2010

Música para tus ojos en el Boletín del Centro de Diseño Integral de La Rioja

En el marco de la programación de Agosto Clandestino, se desarrolló esta exposición sobre diseño discográfico desde la óptica de los diseñadores Enrique Cabezón, Óscar Ortega y Víctor Zapata.

Esta muestra recogió la obra de los que son, hoy por hoy, los tres creadores más destacados del género discográfico de nuestra tierra:
Óscar Ortega y Víctor Zapata (desde la plataforma Mástres Comunicación), que han trabajado con artistas como Leño, Marea, The Starlites, Bocanada, Trece Forajidos y un puñado de bandas locales y Enrique Cabezón (desde el estudio de diseño gráfico KbCreativos, elegido unos de los nueve mejores diseñadores del rock español por la revista Heavy Rock) que ha trabajado con artistas como Marea, Barricada, Dikers, Fermín Muguruza, Silencio Absoluto, Forraje y, también, con un número de bandas locales.

Con el descenso de ventas de los tradicionales formatos comerciales,
debido a la piratería y las descargas directas, ¿cómo veis el futuro del diseño discográfico?

Oscar: Las discográficas deben ofrecer mayores incentivos para que la gente compre un cd de música, ya no vale con el típico libreto. Estando todo a tu alcance en internet, lo que buscas es algo que pueda completar la experiencia musical.

Víctor: Yo siempre he apostado por el disco como una pieza de colección con un valor añadido a lo que es la música. Como aficionado a la música, añoro el vinilo y la ceremonia de escucharlo contemplando la carpeta, leyendo las letras, viendo las fotos. La gente espera algo más que un compact dentro de una caja de plástico con un libreto con un diseño más o menos atractivo, el disco es un formato demasiado económico y además es un simple medio de difusión más que te puedes hacer con ello fácilmente en internet, por eso apuesto por una pieza que desees, que los seguidores del grupo la quieran tener en sus manos, sentir el tacto, el peso, sentir que tienen algo de valor en sus manos.

Kb: La imagen es necesaria, creo que no se ve afectada, cambiará el soporte, ya cambió antes, pero una buena imagen es fundamental. La crisis, esa cosa que tanto asusta, de tenerla alguien la tiene la industria, pero no la música en sí.
Sorprende que en una Comunidad con “poca tradición” discográfica surjan diseñadores especializados en este tipo de diseño, ¿por qué?

Kb: Supongo que por afición a la música fundamentalmente. Las nuevas tecnologías también han facilitado el acercamiento a ámbitos distintos y permite a los diseñadores llegar a más lugares. Abogar por sus intereses. Afortunadamente no todo ha de ser vino. ¿No?

Víctor: No creo que estemos en una Comunidad de "poca tradición", todo lo contrario, pertenecemos a una generación que ha vivido la música muy cerca, ya sea por que conocemos a gente en grupos o porque estamos dentro de un grupo. En La Rioja hay un gran movimiento musical al que lamentablemente no se le hace mucho caso. Si esto lo unes al poco caso que también se les hace a los grandes diseñadores creo que el razonamiento lógico podría ser que vivimos en una Comunidad donde no hacemos caso ni a nuestra música ni a nuestro diseño. Fuera lo ven de diferente manera, afortunadamente.

Oscar: Porque estamos en un mundo global donde gracias a internet no existen barreras, no en serio, es como en todo, los clientes buscan buenos profesionales. Muchas veces un trabajo te lleva a otro, lo difícil es empezar.

¿Por qué el diseño discográfico no goza del prestigio de otras disciplinas del universo gráfico?

Víctor: Te podría mencionar 10, 20, 30 ... 50 portadas con un extraordinario diseño que al menos para mi, demuestran que ninguna disciplina del universo gráfico esta a la altura del diseño discográfico. Tal vez los que premien el diseño no sean muy aficionados a la música, no lo sé.

Kb: No estoy muy seguro de que eso ocurra, al menos en términos generales. Lo que sí es fácil de comprobar es que ha crecido el número de "diseñadores" y "estudios" que gustan de la pirotecnia pero no de conceptualizar el por qué y el cómo de sus trabajos. Diría que hay que mancharse las manos y afrontar los trabajos con menos tibieza.

Oscar: Yo creo que si goza de ese prestigio, hay portadistas muy cotizados en el panorama musical.

¿Qué tal las bandas como clientes?, ¿les dan más libertad creativa que otros tipos de clientes?

Kb: Depende un poco de cada trabajo y cliente. Muchas veces se trabaja en contacto con la discográfica directamente. Generalmente, quizá porque es un formato que está pensado que permite impactos más agresivos, las bandas suelen ser receptivas a las ideas, sobre todo si son buenas, esas son las que se intentan tener.

Oscar: Todo depende del tipo de cliente, ya sea una banda, una discográfica o cualquier cliente tipo. Lo que buscas es alcanzar los objetivos marcados, y si puedes aportar creatividad siempre es bien recibida.

Víctor: Hay muchos tipos de clientes, tal vez en la música por el caracter creativo del músico, entienda más la función del diseñador. Hay de todo, y tiene que haberlo, cada trabajo es un reto pero yo al menos siempre trato de defender mi trabajo. A menudo los grupos caen en el error de no ser objetivos pero se dejan aconsejar por un profesional externo, otras veces no, tienen tan claro de como ha de ser que o te ciñes a hacer lo que te expresan o ses aconsejas que se busquen a otro ... otras veces delegan directamente con las discograficas, que como les incordia contratar a alguien externo a su equipo de diseñadores te vuelven la cabeza loca y terminas no haciendo nada del agrado de nadie. Te encuentras de todo. Cada vez que te encargan un disco, no sabes que sorpresa encontrarás. Pero esto no es muy diferente a la hora de diseñar un logotipo por ejemplo.

2 comentarios:

kb dijo...

Yeah

Anónimo dijo...

oh yeah!!